Consagración al Inmaculado Corazón de María

2.50

Autor: Hno. Agustín del Divino Corazón
Editorial: –
Número de páginas: 122
ISBN:

Consagrarnos a María es ofrecerle a Ella voluntariamente todo nuestro ser, porque a través de Ella llegamos a Jesús. La Santísima Virgen María es la puerta del Cielo siempre abierta. Al consagrarle nuestra vida nos comprometemos a imitar sus virtudes, a vivir el Evangelio y a convertirnos de nuestros pecados; estamos seguros que contamos con su auxilio y protección maternal para perseverar en el seguimiento a Jesús.

Por la Beata Ana Catalina Emmerick.( 1774-1824)

Edición Económica, unidades limitadas. Reedición de un Clásico de Espiritualidad en el que se basó LA PASIÓN de Mel Gibson.